Banasa contribuye con la Seguridad Alimentaria y Nutricional de Guatemala y con los Objetivos de Desarrollo del Milenio

BANASA CONTRIBUYE CON LA SEGURIDAD ALIMENTARIA Y NUTRICIONAL DE GUATEMALA Y CON LOS OBJETIVOS DE DESARROLLO DEL MILENIO

Guatemala, enero 2012. Banasa, desde hace dos años, viene desarrollando en 6 comunidades rurales del país el programa «Mejores Familias», un programa de autogestión que se centra en la mejora de las condiciones de salud, nutrición y normas de comportamiento familiar. Dentro de sus objetivos está reducir la desnutrición, disminuir la tasa de mortalidad infantil, mejorar el desempeño escolar de los niños y niñas, aumentar la productividad y el desarrollo de las comunidades. A la fecha se han beneficiado 400 madres, 500 niños y alrededor de 4,000 personas.

El programa se lleva a cabo directamente con mujeres, quienes se convierten en multiplicadoras en sus familias y en las comunidades. Aprenden sobre autoestima, salud, higiene, nutrición, cuidado del medio ambiente, crecimiento de los niños, entre otros temas. Para verificar la práctica de los conocimientos, personal técnico del programa realiza visitas domiciliarias periódicas. Adicionalmente se llevan a cabo rondas de antropometría (peso y talla) a niños y niñas de 0 a 5 años y se complementa lo aprendido con actividades comunitarias como jornadas médicas, de Papanicolaou y limpieza, con el involucramiento de toda la comunidad.

Hilda Alvarado, coordinadora del programa, indicó que se han observado cambios significativos en las comunidades, tales como el mejoramiento en hábitos higiénicos, la práctica de cuatro métodos de consumo de agua segura, incidencia en la toma de decisiones a nivel local por las madres participantes, disminución de enfermedades diarreicas y muertes materno-infantil, fortalecimiento del autoestima de las mujeres, conocimiento de los signos y síntomas del cáncer de mama y cérvico-uterino, y mejoramiento de la dieta alimentaria de los niños.

Odilia Guzmán Soto, participante de la aldea Chiquirines, comenta su satisfacción con el programa: «Me siento muy contenta porque he aprendido a cuidar mejor a mis niños, a tener mejor higiene en mi casa y a quererme y valorarme como mujer y persona. Además, Banasa nos ha regalado estufas y filtros, que nos han ayudado a cocinar nuestros alimentos y a purificar el agua.»

Banasa además ayuda a niños con problemas de desnutrición; les brinda atención médica, alimentos, medicinas y acompañamiento durante su recuperación. La empresa se ha integrado a la Comisión Departamental de Seguridad Alimentaria Nutricional -CODESAN- junto con varias organizaciones de gobierno y ONGs, para diseñar un plan estratégico en el tema de Seguridad Alimentaria Nutricional que ayude a resolver los problemas de desnutrición en la Boca Costa del país.